30 de enero de 2008

La izquierda Hensoniana


Este tipo es entrañable, ¿no le parece? A mí me cae de coña: Es el Dr. Dientes, más conocido con su nombre en inglés, Dr. Teeth.

Es el lider de los "Electric Mayhem", la banda de rock de los Muppets. O Teleñecos, según prefiera. Hace tiempo que tengo esta foto, no recuerdo como ni porqué, pero me resulta muy agradable de ver. El blanco y negro ayuda.

Hoy venía andando por la plaza Catalunya, y a la altura de la FNAC me he cruzado con un tipo que en general se le parecía bastante. Mucho, realmente. No es que el cutis de ese buen hombre recordara al fieltro de un peluche, pero la mirada, el feeling y la indumentaria cuadraban a la perfección. Particularmente el sombrero con pluma, y bisutería en la mano.

En la zurda: la izquierda, la siniestra, la zocata.

Seguí caminando. Recordé haber leído que los teleñecos eran zurdos por sistema, ya que son marionetas (ya lo ves, no llevan personas pequeñitas dentro) y los titiriteros que los controlan acostumbran a ser diestros, con lo que reservan la mano derecha para controlar la parte más expresiva del teleñeco, esto es, la cabeza.

Un pensamiento lleva a otro, y empiezo a considerar las orientaciones religiosas y políticas de los teleñecos. Recordé que en un país africano se había planteado introducir en la producción local de "Barrio Sesamo" un teleñeco nuevo y seropositivo, como refuerzo a las campañas de prevención del SIDA. No sé si llegó a cuajar, la idea era estupenda. En caso de no prosperar, seguramente fué por la estrechez de miras de los macarras de siempre.

No sé si los Muppets son impíos (no lo creo) o progresistas (es posible). Lo único que tengo claro es que Gustavo es ambidiestro. Le he visto tocar el banjo con el mástil a la izquierda y a la derecha. También pienso que más que dicharachero, es un reportero ambiguo. ¿Porqué nunca se bautizó a Kermit como "El sapo Gustavo"?

PD: Jim Henson es el creador de los "Muppets", "Barrio Sésamo", "Cristal Oscuro", "Dentro del Laberinto" y "Fraggle Rock". Tristemente fallecido, dedicó su carrera a crear un universo de belleza sobrecogedora. Desde aquí nuestro homenaje y admiración.

29 de enero de 2008

Idiocracy


"Idiocracy", 2006, 81 min, USA, Dir: Mike Judge.
Los protagonistas, una prostituta y un soldado supermediocre, se someten a un experimento sobre animación suspendida. Pero a los pocos meses la justicia cierra el laboratorio y nadie se acuerda de reanimarlos, hasta que 500 años después se activan accidentalmente las cajas donde duermen.

Despiertan entonces en el futuro siglo XXVI. En ese punto, la inteligencia ha dejado de ser relevante en el plan evolutivo que la selección natural tiene para la especie humana. La imbecilidad es la norma que campa a sus anchas, la imbecilidad impera en un mundo en el que nada funciona porque nadie sabe hacer nada. Los descongelados protagonistas descubren enseguida que son las dos personas vivas más inteligentes del mundo. Es impagable aquella escena en la que aparece Camacho (Presidente del gobierno, luchador de Pressing Catch y actor porno, todo simultaneamente, no como Reagan) recorriendo Washington en una supermoto. Y el alegato del fiscal en la escena del juicio…

Todo es basura: Comida basura, sexo basura, y en general, montañas de basura. Detrás del proyecto esta Mike Judge, creador de Beavis and Butt-head, director de Office Space y de King of the Hill (producciones aquí desconocidas), así como miembro del reparto de South Park o Jackass II. La 20th. Century Fox le dió a esta peli, especialmente en EEUU, una promoción y distribución mínimas. Nunca comprenderé porqué esas grandes productoras se meten en cosas en las que no creen. ¿Te enteraste del estreno de Idiocracia en España? Yo tampoco.

¿Una película baturra? Eso dicen. ¿De humor facilón y de sal gruesa? Desde luego. ¿Previsible? Pues claro. ¿Para nada recomendable a los incondicionales de Jean Luc Godard? Efectivamente. Y por todo eso, y sobretodo porque te partes, muy indicada para cualquiera.

Y a quienes la critican apuntando que la pelicula adolece precisamente de aquellas deficiencias de las que el propio argumento pretende burlarse…

Sin ánimo de ofensa y con vocación apacible, a ellos les sugiero que reconsideren nuevamente de qué o de quién se está burlando realmente la película. Porque en eso sí que aciertan: Es una burla (Una "sátira", dicho en pijo).

Pau, gracias por la peli.

I moltes felicitats (hoy es su cumple, ¿saben?).

25 de enero de 2008

Carta abierta a Raúl Calejo

Alguien debe pararle los pies a esos burócratas de Washington. Soy consciente que me hago pesado, pero visto lo visto resulta inevitable insistir en lo evidente, aunque don Raúl, erre que erre, se emperre en negarlo:


1) El filme "36 horas", sin duda una de las mejores películas que jamás he visto, existió.

2) Es desesperadamente imposible de encontrar, está descatalogada lo mires donde lo mires.

3) No conozco personalmente a nadie que la recuerde o acaso le suene en lo más mínimo.

4) No deja de ser menos cierta por todo eso.


Raúl, abandona tu numantina lucha, desiste, no estoy loco. Por los foros hay gente que la ha visto, y sale en la internés si se busca con cariño y atención. Vale, que miras entre los títulos de cualquier filmografía de Rod Taylor (en tanto que principal estrella del filme) y esta peli es olímpicamente ignorada. Eso es porque tú estas obsesionado en negarla, y de tanto decirlo, al final has convencido a muchos críticos de cine. Hasta al Pumares, que le llame a la radio para preguntarle por ella.

Pero gracias a Google/Blogger, alabados sean, te adjunto ut supra la carátula.

¡Niégalo ahora! ¡Atrévete!

El hombre del minuto


No voy a discutirle a nadie cuanto deben gastarse nuestra civilización y nuestro ecosistema en pasta de celulosa para esparcir por todo el mundo la obra y derechos contenidos en los millones de tochos que se producen cada año gracias a la profesional técnica de un Ken Follett o un Dan Brown.

No, espera; Es muy petulante. Tacha esta basura:

No voy a discutirle a nadie cuanto debe gastarse nuestra civilización y nuestro ecosistema en pasta de celulosa para esparcir por todo el mundo la obra y derechos contenidos en los millones de tochos que se producen cada año gracias a la profesional técnica de un Ken Follett o un Dan Brown.

Vale, así mejor. Empieza otra vez pero conteniendo el esnobismo, al menos un poco:

No tengo nada en contra de Los Pilares de la Tierra o del Código da Vinci. Este último incluso empecé a leerlo, pero cuando a las 43 páginas comprendí que la página 44 sería incapaz de darme la más ínfima porción de placer, abandoné la lectura del libro. Esa posibilidad de placer iba contra toda estadística. "Nada de nada"/43 páginas = 0,0% posibilidades de disfrute, por tanto, lo más probable es que página 44 = 0,0% posibilidades de disfrute = 100,0% garantía de aburrimiento.

Pero está claro que estos tochos atraen a mucha gente a la lectura, que esas editoriales tienen un margen comercial importante con el que editar otras cosas que pueden estar bien, y además, son una alternativa a la charla sobre la jornada liguera durante el cafecito del lunes. Pero sobre todo: Que cada cual lea lo que le salga de los cojones le apetezca y le venga en la gana.

Mejor, mejor; bueno... Ahora lo del cine:

De hecho, historias que en papel no se aguantan, en la pantalla pueden ser otra cosa. En mi caso, eso me pasaba con el Código Da Vinci. Palomitas en mano, dos horas, ni me atrapó ni me durmió. Hacia la mitad hasta me entretuvo. Pero ese ritmo viajero en plan "Where is Carmen San Diego?" era masiao... En este caso, afirmo sin rubor alguno que la película supera a la novela.

¿Y quién cojones se acuerda de ese videojuego? Venga, no te despistes:

Me explicaron una vez que solo hay dos artes (Brx dixit) con las que resulta absolutamente imposible que un crítico pueda ganarse la vida: La danza y el cómic. Y aún hay bailarinas y bailaores que tienen éxito y son conocidos, y ahora en "Cuatro" hay un reality de danza. Pero el noveno arte (la historieta, la viñeta, el tebeo) es otra cosa.

En el salto de la LITERATURA al CINE es cosa ya muy trillada que éxitos editoriales acaben adaptados al cabo de pocos meses a la gran pantalla. Pero con la hegemónica excepción del subgénero de superhéroes, en el salto del COMIC al CINE es la peli la que hace que el comic se dé a conocer.

Por fín, eso, cuenta lo del maestro:

Por eso, gracias a los taquillazos de LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS, V DE VENDETA, FROM HELL, vemos como las grandes editoriales del cómic están reeditando (con formatos caros e incomodamente grandes, pero reeditando) los trabajos de Alan Moore. Eso aconteció con esas tres películas, y ahora puedes encontrar que Norma incluso publica WACHTMEN en català.
Watchmen al cine en 2009. He leído en un blog -que acudo presto a incluir entre mis gratos trópicos- que Alan tiene problemas con ese asunto de las adaptaciones. Desavenencias con la Warner y cosas así. Palabra de Moore:

En los comics el lector tiene un control absoluto de la experiencia de leer. Pueden leerlos con calma, a su ritmo, y siempre pueden volver atrás al menor contratiempo y releer cuantas páginas quieran, mientras que en el cine la velocidad es imparable, a 24 imágenes por segundo. Aún para un director como Terry Gilliam, que encanta por la profundidad de detalle de sus escenas, sería imposibre duplicar el trabajo que Dave Gibbons fue capaz de hacer en “Watchmen”.

En otra parte, los amigos de Peliculawatchmen.com traducen una entrevista que Moore concedió a Wizarduniverse.com, en la que el genial escritor deja clara su postura personal hacia los productores de la película:

Hablé con Dave Gibbons el otro día. Recibí un pedazo de papel -deben de haber aprendido algo de la debacle de 'V de Vendetta'- diciendo, 'Yo, el firmante, por la presente le doy permiso para quitar mi nombre de la película y mandar mi dinero a Dave Gibbons'. Así que lo devolví firmado y sellado, lo cual no significa que ahora tenga que ir despotricando y escupiendo acerca de la película. Simplemente no estoy interesado en nada de ello. Dave me telefoneó, y siempre es agradable hablar con Dave, pero él entiende que realmente no estoy interesado en Watchmen. Así que cuando me telefoneó, me preguntó si estaba interesado en mantenerme al día sobre el tema, y le dije, 'Bueno, siempre es agradable charlar contigo, pero no realmente'. No sé de hecho mucho sobre el tema. Creo que sigue adelante. No estaré pendiente, obviamente. Puedo al menos mantenerme neutral siempre que ellos mantengan mi nombre fuera y no jueguen a esos tontos y a la postre inútiles juegos, como hicieron la última vez, los cual les fué tan bien a ellos. No, yo me mantengo al margen de todo eso.

Yo veré la peli porque el cómic me pareció alucinante. Sin ser su mejor trabajo, a mi entender. Creo que "Miracleman" es el cómic con la calidad más rotunda que jamás haya leído. El aspecto del escritor, de homeless híbrido entre Zappa y Sutherland, es el camuflaje de un genio, o la licencia de un espíritu libre. El tema de Moore es siempre el mismo: Reflexionar y jugar hasta los alcances más extremos de la noción de libertad, y cómo esta confunde y se confunde entre lo íntimo y lo público. Desde ese punto de partida nos ha contado historias increibles y absorventes, aventuras capaces de satisfacer los gustos de cualquiera, a fuerza de urdir una misma narración tornasolada en varios niveles interpretativos, y desde una literatura marcada por el sentido de la originalidad y la consistencia.

Es Alan Moore. Puedes verlo o leerlo. Lo que no puedes es ignorarlo.

¿Miracleman? Pues a mí me gustó más V de Vendetta.

21 de enero de 2008

MIRINDA vs. CRYSTAL-PEPSI


Por culminar un día prolífico en muchos sentidos, también en cuanto a productividad bloguera (lo único bueno que tiene no ir a comer a casita), quisiera rendir homenaje a un refresco maltratado e incomprendido ya no por este país, sino en general, por la especie humana.

Incluso los lectores más wookies comprenderán que me refiero a la Crystal Pepsi. Este refresco fué posterior a la Mirinda, en varios años incluso, pero sin duda goza de menor predicamiento en nuestra memoria. Ello responde a mil razones, entre las que cabría mencionar que ese refresco empalagoso e infame que en los tardo-setentas y principios de los 80 respondía al nombre de "Mirinda" se comercializó unos poquitos años más antes de emigrar definitivamente al tercer mundo, del que nunca más salió. Porque en los últimos 20 años un servidor solo ha tenido el gusto de reencontrarse con un botellín de Mirinda (naranja) en Tunez y en Caracas. Además, el envase era peculiar, una botella cuasi-cónica de cristal grueso y bastorro de superficie ondulada. Eso me lleva a sospechar que seguramente la Conferencia Episcopal tuvo algo que ver en el fracaso de Mirinda, viendo los pecaminosos usos que dicho envase pudiera estar sugiriendo. Vehículo de la tentación: Humm... Publicistas de Mirinda, ahí estuvísteis lentos.

Sin embargo pocos recordamos a la Crystal Pepsi.
Sí, quizás tú si te acuerdas.
Pero tío, eres raro...
Eres muy raro, tío.

La Crystal Pepsi, ese refresco de cola transparente y cristalino (cristalino, ¿lo pillas?) que no se aguantó en los lineales europeos más que dos puñeteros meses en el verano de un impreciso año allá a mediados de los ochenta. Sin duda en la era post-naranjito. Ese cítrico nos cambió, amigos. ¡Ese cítrico!

Los descreídos de siempre me han llegado a negar la existencia de la Crystal; Aducen que seguramente lo soñé, que algo así nunca se lanzó al mercado.

Pues aquí tenéis la foto.
¿Ahora qué, eh? ¡Cucurbitáceos!

Satélites de Eris



Como esteta confeso, ahí les brindo otra sobre las formas y el grato hábito de guardarlas.

Nigel Short abre la partida: "1. e4", y el peón de rey avanza dos casillas. Ivan Cheparinov replica con el peón del alfil de reina, avanzando igualmente dos casillas. "1...c5". El búlgaro a la izquierda, el inglés a la derecha. Las fotos no son recientes. Estos dos ya son hombres granaditos, pero he preferido poner fotos de cuando eran niños-prodigio. Mejor así. Entonces eran algo menos tontorrones.

La partida: 1. e4 c5. 1-0. Esta es toda la notación de esta brevísima partida, recientemente jugada en el torneo Corus (octava ronda, grupo B). Dos movimientos y victoria para el inglés. A poco ajedrez que hayan jugado sabrán que es imposible dar jaque mate tan rápido. Pero la victoria conoce otros caminos.

La cosa fué tal que así: Al comenzar la partida, Short ofrece su mano a Cheparinov, pero el búlgaro le ignora, pasando del otro más que de ingerir guano. Nigel, después de mover ficha, vuelve a hacer el intento. Pero Ivan el Tozudo no cede y sigue en sus trece. Entonces el bueno de Nigel se va derechito al árbitro. A chivarse. Y resulta que las nuevas normas estipulan que negarse a saludar al rival es una falta sancionada con la derrota.

El caso es que el equipo búlgaro anda resentido con Short, desde que en una entrevista acusó al búlgaro Veselin Topalov, excampeón del mundo y amigo de Ivan, de haber hecho trampas.

Unos dirán: "¡Qué acusica gafotas el inglés! ¿no?".
Otros dirán: "¡Qué búlgaro más rancio y rabioso! ¿no?".

Eris, diosa griega de la discordia, se frota las manos. Hace cinco años fué hallado un planeta enano más allá de la órbita de Plutón, al que finalmente se bautizó como Eris. Y gracias a su descubrimiento comenzó el debate que acabaría reduciendo a 8 el número de planetas del sistema solar, sacando a Plutón de la lista para incorporarlo a la categoria de planetas enanos, junto a Ceres, Eris y quizás Caronte o Sedna.

Creo que Cheparinov no es el único que ha perdido la partida. Creo que ambos han quedado en pírricas tablas en otro torneo más importante, el del fair play y el buen gusto.

614


614: Tantos candidatos,
tantos elegidos.
¡Escrupulosamente preparados para la gloria!
No nos sobra ninguno.
En las Asambleas Locales,
como Fidel, también Raul,
todos votados a mano alzada.
Deben ser todos los que están,
están todos los que deben ser.
Las formas sobran cuando hay confianza.
La confianza es ciega
en la revolución de los barbudos.

Las formas. Los aburguesados demócRatas dicen
que las formas por sí no son garantía de nada,
pero que prescindir de ellas sí es garantía de lo contrario.

¿Qué sabrán ellos?
¿Han venido a la Asamblea?

16 de enero de 2008

¿Para cuando, Chewie?


No pensaba escribir sobre esto no por ser cutre, sino por ser demasiado cutre. Pero subyace a la cuestión un tema de justicia social cuyo estudio y debate no ha sido abordado en años, y resulta hoy ineludible al candente hilo de la noticia, que no es otra que la presentación del R2D2 Translator.

Dicha aplicación web nos permite traducir todo cuanto deseemos (siempre que no exceda de 30 carácteres) al chirriante lenguaje de pitidos de R2-D2, aquel robot bajito y pendenciero que hizo las delicias de los niños (incluyendo ewoks) a lo largo de todas las entregas de Star Wars. Por cierto, ¿saben que en algunos países latinoamericanos se conoce a este personaje como "Arturito", y como "Sitripio" a su pedante y dorado compadre? ¿Porqué? Traten de deletrear en inglés "R2D2" o "C3PO" con acento tex-mex y comprenderán. Si además tienen la fortuna de tener a mano una careta de goma de Jose Maria Aznar, la experiencia colmará plenamente sus posibilidades cómicas. Como diría el prof. Carlos Maurer, ¡si-lu-asi-gu-rou!

Con lo dicho ya he sacado a pasear a ese friki que todos llevamos dentro. Ahora permítanme retomar la cuestión de fondo, aquello de la justicia social: ¿Que hacemos mientras tanto para entendernos con los wookies? En la foto pueden apreciar las lamentables consecuencias de una comunicación deficiente entre Leia y Chewbacca. Ignoramos qué pudo haber dicho Leia, pero está claro que Chewie se confundió, que la entendió malamente, y luego ocurre lo que ocurre.

Es inevitable. Recuerdo claramente como en mis años mozos allá en el instituto teníamos siempre en clase como mínimo a 3 o 4 wookies. Los pobres decían cosas, intentaban comunicarse, pero ni Dios se aclaraba con lo que intentaban transmitir; Al final terminaban poniéndose muy agresivos. Tenían bastante menos pelo que Chewbacca, pero créanme, destilaban muchísima más mala hostia.

Así que, Arturitos del mundo, ¿para cuándo un Wookie Translator?

15 de enero de 2008

Zombis


El género zombi, cambiar un poquito para que nada cambie.

Ahora ya no salen ahuyando de la cripta, del panteón, de la lápida o directamente del suelo blandorro del cementerio. Son transgresores (alguien grita: "¡¡¡esto no tendría que estar pasando!!!"), una masa creciente de transgresores que crece y crece, que corrompe y corrompe, que muerde y muerde. Y son trasmateros; Parecerán imbéciles, pero saben acercarse con sigilo.

Ya no salen de la cripta, no. La transgresión de su existencia ya no proviene del plano de lo esotérico. Con "Reanimator" la cosa ya comenzó a emigrar a la dimensión de lo científico. Alguien ha hecho lo que no debía (como antes), seguramente ignorando que lo hacía (como antes) o de un modo puramente frívolo y/o negligente (como antes). Solo que antes se transmutaba el orden místico de las cosas, y los zombis de hoy salen porque alguien se caga justo encima del canon genético que la naturaleza, en su infinita sabiduría, ha dispuesto. "Resident Evil", "Planet Terror", "Soy Leyenda". ¿Qué hay más trasmatero y taimado que un virus? ¡Cagüen!

Como con el pharmakon derridiano, justamente el juego que lo jodió todo es, a su vez, el juego que lo arreglará todo. ¿Hay paternalismo de estado en el cine zombi? ¿Cuando empezamos a tenerle más miedo a la ciencia que al diablo? ¿Desde la bomba atómica? No sé, son esas disquisiciones que Breixo resuelve con mucha más elegancia y documentación.

En fín. El miedo. Ese es un temazo. El miedo nos mueve como peleles, el miedo nos conduce por los caminos mas insospechados e ingratos, bien lejos de las rutas que conducen a lo deseado. ¿Tienes miedo de algo? ¿Te domina ese miedo? Apuesto a que sí.

Si sabéis de un buen libro sobre el miedo, agradeceré vuestra recomendación.

14 de enero de 2008

Yo de mayor quiero hacer esto

Lo acabo de ver, y estoy flipando.



Si tienes una décima parte de los conocimientos necesarios en tratamiento de video para hacer una décima parte de lo que han hecho estos tios, POR LA GLORIA DE TU PADRE, llámame, que el Globo de Oro del año que viene nos lo llevamos fijo. Sí o sí.

No hands, no cookies


Un problema muy común en la oficina: La carpeta de no deseados del Outlook filtra a diario varios correos sin ningún interés que machacona e inexorablemente se reciben todas las semanas. Spam, le llaman. Por lo general escritos en inglés, casi la mitad proclaman las virtudes del Viagra o de otras pastillas orientadas al vigor del rigor, y casi la otra mitad es información comercial sobre las últimas técnicas en alargamiento de pene (sin/con cirugía, tortura siempre garantizada). Quizás un 10% de estos correos sean promociones de viajes y ocio, pero está claro que la inmensa mayoría del spam entrante apela a optimizar los rendimientos del octavo pasajero.

Por otra parte, acaba de estrenarse el culebrón/serie “Sin tetas no hay paraíso” en Telecinco. Tan evocador título sugiere capítulos y capítulos de retorcida tensión argumental salpimentada con las bondades de los geles de silicona. Dudo que TV3 acabe adaptando una producción del tipo “Sense pits no hi ha paradís”. La tele catalana es gafipastil por norma, y aquí un culebrón solo funciona si el tema central es el corazoncito del botiguer del barri y las querencias de su redil vecinal y familiar, siempre con el imperativo categórico (por ser consustancial al género local) de que al guionista no se le olvide incluir entre la parroquia de vecinitos al castellanoparlante simpaticote, simploncete y andalúz, así como a la guapa, joven y exótica inmigrante proveniente de otra cultura del tercer mundo que a pesar de sus orígenes se administra a las mil maravillas a la hora de conjugar pronoms febles. (¿Tú no, gañán? ¡Ay-yayai!)

Bueno, volvamos a la cuestión. ¿No habíamos quedado que todo ese rollo del bigger-longer-harder era una moda de los 90? ¿No está desfasado? ¿Ya no vale eso de "el tamaño no importa", alló que "al pot petit s'hi troba la bona confitura"?

En estos convulsos tiempos de desencuentro, incluso entre Ferraz y Nicaragua, quisiera proponer una entente creativa entre los pensadores teleparrilleros de ambos lados del Ebro. Genitalismos aparte, por favor.

El título podría ser “Sin manos no hay galletas” / "Sense mans mai tindràs galetes", para no cometer la incorrección política de traducir literalmente. Nada de verduras, nada de fruta, sin nabos ni melones. Rotundo y reduccionista, como tanto gusta a unos. Desdeñoso y moralista, para mayor gloria del seny de otros.

Y si a un miembro del equipo de guionistas se le ocurre cambiar la galleta por un roscón, despidan inmediatamente a ese guarro cochino degenerado, que ya se le ve venir...

7 de enero de 2008

Can't touch me


“Si no fuese presidente, sería un cantante latino de mucho éxito”.

Me parece que esta es la conclusión más interesante que expone Campbell (Naomi, no la sopa) a resultas de su visita a Venezuela. Eh, no critico a Naomi. Las opiniones de la mayoría de pensadores profesionales nos aportan mucho menos. Y sobre la invitación que le hizo Chávez a palparle sus bolibarianos bíceps no dice nada. Lástima.
Por otra parte, es justo decir que las sorprendentes maniobras mediáticas del Comandante para el bien de su Revolución ponen de manifiesto que estamos ante una mente privilegiada, ante un auténtico genio.

Ahora bien, ¿Un genio de la estrategia o del perfomance?

Si Warhol resucitara volvería a dejarnos otra obra maestra solo comparable a la mítica imagen de Campbell (la sopa, no Naomi):

Varias cabecitas de Chavez, todo en policromía.

"¡Salgo cada domingo en la tele,
y reclamo mis 7h 43min de gloria!
¡Hup-hare-ge-rop!"

3 de enero de 2008

Deliciosa

Ayer por la mañana nos comunicaron el resultado de la amniocentesis. Decir que los últimos días habíamos estado muy preocupados es decir muy poco.

Pero el miedo ha pasado. Todos los cromosomas están en su sitio, y la angustía por los resultados de aquel análisis preliminar y esos niveles de alfa-fetoproteina que sugerían riesgo alto son ya historia.

Adriana viene, es un hecho. Ya puede arder Troya que ella llegará antes de junio. Será mujer a ciencia cierta. Ni le falta ni le sobra nada, todo indica que vendrá sana y bonita, y este mundo será mejor.

Ayer probamos la felicidad, y sabe deliciosa.