22 de febrero de 2008

JJ SARKOS


Al llegar a casa me voy a la habitación. El traje pesa mucho, el traje quema, es urgente salir del traje. Sobre el galán voy dejando americana y pantalones. En la tele suenan las noticias de noche. Un par de periodistas hablando de futbol. Me quito la camisa y me pongo la camiseta "destarporcasa". Mi cabeza emerge desde el interior de mi prenda más cómoda y roída, y veo en la pantalla a Sarkozy disertando en un perfecto castellano acerca de las legítimas expectativas que puede tener el Real Madrid para esta liga.

Mi estupor solo dura un segundo y medio. No es el marido de la Bruni sino el otro tipo ese que se le parece tanto, el JJ Santos.
Pienso: "¡Mira! ¡Un parecido razonable de cojones! Ya tengo una parida más para el blog...". Entro en google, escribo "JJ Santos", y le doy al resultado de imágenes. Entonces el señor Google me contesta:

Probar también: sarkozy

Parece ser que cientos de ganapanes (como quien suscribe) ya habían caído en este parecido. De hecho, adjunto una foto que me salió como resultado de la búsqueda, sin tener que amachambrar dos fotos sueltas ni nada de eso...

Como ya dijera el Niño Gusano en su canción "Cine Experimental":

"No puedes decir nada nuevo,
no puedes escribir sin repetirte."

14 de febrero de 2008

Estrella de Tartesos

Dios creó el mundo en seis dias,
y el séptimo descansó.
Y durmiendo soñó
que le faltaba alegría,
¡Y del sueño creador,
creó Andalucía,
creó Andalucía,
Creó Andalucía!

No dejo de usar versos ajenos. Por ahora, mejor así.
Al tajo: Sirvan estas lineas para recordarte que el próximo jueves 28 de febrero es el dia de Andalucia. Ni la bandera de Blas Infante, ni el escudo con las columnas de Hércules, ni la valla del Tio Pepe.

Adjunto arriba un dibujo de la estrella tartésica, el símbolo más antiguo de Andalucía. Dos cuadrados superpuestos y girados 45º sobre su centro uno respecto al otro. Sí, te parece más propio del Islam, pero fueron los primeros musulmanes quienes descubrieron este elemento de la arquitectura tartésica en Al-Andalus, vieron lo bien que encajaba con su imagen del paraíso coránico rodeado por ocho montes, y lo incorporaron a su iconografía. Incluso está presente en el escudo nacional de alguna ex-república soviética (si quieres más, wikipedia). Eso sí, antes de que me creas a pies juntillas, te advierto que la doctrina arqueológica no es pacífica al respecto (los fenicios y la estrella de Istar/Astarté). ¿Pero la verdad te hará más libre? ¿Ah, sí? ¿Y dónde se esconde, gañán?

De cualquier modo, no hay duda de que éste es un símbolo de lo andalúz, y es rematadamente el más antiguo de todos.

Por mi parte el fin de semana pienso hacerle un homenaje a esta tierra ancestral a base de catar una copiosa muestra de sus mejores caldos. Blancos, dulces, tintos, finos, hasta espumosos.

Señores, no me resisto: ¡Va por ustedes!

¡Aaaay!
¡Andalucía,
Andalucía,
Andalucía es así!
¡Una copa en el Rocío
y otra en La Feria de Abril!

Lo verdadero


Nunca sabré porqué siento
tu pulso en mis venas.


La frase no es mía, pero el sentimiento sí.
Es un verso de la canción "Luna de miel".
La dueña del pulso se llama Bárbara.

Y por mucho que les pese a quienes reniegan de San Valentín, incluso hoy es un buen día para tener presente de la vida lo poquito de cierto, lo evidente, lo verdadero.

Vamos, dejen de hablar de procesos neuroquímicos y de condicionamientos culturales. Credo quia absurdum. Llamen a sus amores, y díganle algo bonito, y piensen en la explosiva calma que se guarda bajo un abrazo. Vívan, demuéstrenlo, no sean cobardes allá donde jamás hubo riesgo alguno.

11 de febrero de 2008

Fundido a negro

Ok, ya he visto el último capítulo de "Los Soprano".
Tranqui, da igual si no tienes el digital+ o si ese colega tuyo del insti/del bareto/del curro se está roneando con la última temporada que te iba a bajar del emule. En ningún caso te contaré ni qué pasa ni cómo acaba.

Porque, en términos generales, ¡NO PASA NADA! Rien de rien.
Decir que tiene un final abierto es decir poco.
Realmente, no me atrevería a decir que eso es un final.
Y David Chase, creador de la serie, tampoco se atreve.

Solo si has visto el capítulo, puedes leer este enlace o este otro a la noticia que se publicó en junio pasado en 20minutos o en El Pais, donde se desvelaba el final de la serie. Ojo con la noticia de 20minutos: Fueron algo cabroncetes ya que chafan, sin avisar, lo único bueno del capítulo.

¿Esto qué cojones es, eh? ¿Una genialidad creativa, o coletazos de la huelga de guionistas en Hollywood? Leí que el director había grabado tres finales alternativos con la intención de que nadie del rodaje pudiera filtrar nada.

¡Pues venga!
¡Ahora que los pongan todos!

Sí, también dicen que quizás hagan una peli.
Pues claro que iré al cine. Derechito como un imbécil,
cabreado como un mono, dócil como un cordero.

6 de febrero de 2008

Una de parecidos razonables



¿No veis un parecido razonable?
A mí me parece que estos dos se dan un aire.

Y además del parecido físico, las referencias fálicas de ambas escenas:

Escena izquierda:
Razones empíricas de porqué Madonna se sentía "Like a virgin".

Escena derecha:
Alguien en la foto parece sentirse "Touch for the very first time".

"¡Wouh, wouh waw!"

Nota del autor: Atendiendo al volátil índice de sagacidad que cabe atribuir a una pequeña pero ruidosa fracción del total de nuestros lectores más habituales, hemos considerado oportuno aclarar que en la foto de la derecha la única referencia fálica era el bastón de mando municipal que el señor de la sonrisa torcida entrega al otro señor de la sonrisa torcida. Sin duda a usted puede parecerle ociosa e innecesaria esta mención, pero con nuestro público nunca se sabe, y no estaba de más precisarlo... Bien dicen aquello de que "lo que abunda no daña"... (¡eh! Otra referencia fálica, ¡vaya por dios!).

Fallo de Sistema


Si no puedes explicarlo, esoterízalo: Le damos un estatuto mágico a lo que haga falta, asumiendo la impenetrabilidad aparente. Que nadie se escandalice, esto nos ofende desde hace poco, y no es tan diferente de la solución moderna. Remedios provisionales hasta que la cosa pueda comprenderse, hasta que alguien deje ese galimatías debidamente destilado y destripado a la vista de todos. Hasta que la bendición del nuevo paradigma quede consensuada.

Lánzate, explícanos un sueño, un extraño escalofrío, la remota vigencia de la vivencia inmediata, o una casualidad demasiado increíble.

Inmediatamente el deja vú será invocado y desde la placa madre, apremiado por el circuito integrado, cualquiera de nosotros te gritará: "¡Fallo del sistema!". La anomalía es un estornudo, y bien merece un "¡Jesús!".

Los zombis, responsables del magisterio, están de mudanza. Tras la puerta de los sagrados recintos ya nadie se conforma con ser aséptico al pecado, ahora el virus es obsesión de la nueva profilaxis. Y los fieles, con los temblores de siempre, olvidan que acojonarse es como montar en bici.

No hay espacio para la maravilla o el pasmo. Deleguemos el Misterio a los nuevos sacerdotes, que desde su templo de Higiene siguen cultivando el presunto trigo.

La jihad de los nietos del neopositivismo eructa satisfecha. Con batas blancas, alzan al cielo sus abrecartas y difunden la oración. Salud y Enfermedad son los extremos del testigo: En la crono por equipos, Dios recobra el aliento y descansa solo cuando Ciencia esprinta a velocidad de crucero. Ahora esprinta Ciencia. Es jodidamente más rápida. Dromocracia.

"Misticismo judaizante", acusa el doctor Habermas. Hay un constipado crónico en la naricita de logos. Galopando vienen los ecos de la gauche plus sophistiquée, carteros celosos, como el correo del zar. Saben que Iglesia y Laboratorio son excelentes cuarteles de invierno para la esperanza. Solo queda espacio para el juego, para el war-game.

Que te quede claro, amigo:
Esto no es ni chicha ni limoná.
El texto tampoco.

5 de febrero de 2008

Soy menor


Ayer, en el telediario del mediodía, no le ocultaban la cara.

Por la noche sí. El chico tiene 17 años. Dijo "Es que soy menor".

Explicaba la historia al periodista. El supuesto agresor [presuntamente] apuñaló a la madre del chico. Eran pareja, [presunta] violencia de género. El supuesto agresor no consiguió [según indicaron] matarla dentro del domicilio. Ella salió [huyó] a la calle, y él [presuntamente] la persiguió. Allí le dió [se supone] las puñaladas que la mataron unas horas después en el hospital [con certeza]. El chico tiene cortes en las manos [presuntamente] por intentar impedir los ataques del cuchillo del agresor.

Lo interesante viene ahora:

La policía había sido avisada y estaban de camino. Iban tras el denunciado.
El chaval explica al periodista que el agresor ya se había marchado.
El chaval explica que cojió un vehículo para perseguir al homicida.
El chaval explica que su idea era atropellarlo.

No lo consiguió él, pero por justicia poética, el fugitivo acabó siendo atropellado por un camión. Esto, como todo lo anterior, ni es esencial ni viene al caso.

El chaval explica su plan de atropello complementandolo con la frase "soy menor".

Sin duda la Información debe tratarse con mucho cuidado. Millones de personas ante el televisor son testigo de los escrúpulos jurídicos del reportaje a la hora de nublar la cara de un menor durante sus declaraciones, o insertando el adverbio [presuntamente] hasta la saciedad.

Pero es inoportuno, por mucha prisa para que el clip de las declaraciones llegue al telediario del mediodía, trasladar la idea de que la minoría de edad puede operar como eximente en el plan de atropello de un chaval claramente trastornado por las circunstancias. Porque da igual que esa estupidez la dijera el chaval. Quien controla la noticia y el medio es responsable de lo que allí se dice, no me jodan.

Esa cautela se la ahorraron.
Mal hecho. Esa era importante.