26 de marzo de 2008

Los malos malos pero que te cagas


El otro día tuvieron la gentileza de recordarme uno de los acontecimientos más bochornosos y a la vez más gloriosos de mi paso por la UAB y por el MEP (o AEP, o AEP-EE, o como quiérasele llamar).

Aquel día alguien sabio, inteligente, simpático, hermoso, justo, honorable, apuesto y bondadoso, y sin embargo tan modesto que me ha solicitado que no le identifique, accedió a montar una perfomance electoral disfrazándose de Dart Vader en condiciones manifiestamente precarias; Las mallas y el peto realmente eran de Batman, aunque supimos camuflarlo. El propósito era defendernos de la agresión asamblearia ante las Elecciones al Claustro General, y para ello Vader debía pasear por la UAB saliendo desde el comedor de la Plaça Cívica mientras sus camaradas no disfrazados (o por lo menos, no más de lo habitual) repartían, aparte de un completo programa electoral de veinte páginas, una octavilla bastante parecida a la foto de arriba. "Los malos malos pero que te cagas". Debimos de hacerlo muy bien dado el notable e inmediato resquemor que nuestra iniciativa suscitó entre las soliviantadas filas asamblearias. Tampoco era dificil que se soliviantaran quienes vivían por y para sentirse agredidos por el universo. En plan de coña dijimos una verdad como un templo: Las mal llamadas "Asambleas de Facultad" tienen dirigentes, no son más democráticas que un sistema de partido único sustentado por soviets, y eran realmente cuatro tipos quienes cortaban bacalao, mientras que la función de otros cuatro tipos eran partir caras si el guión lo exigía.

No diré que todos aquellos que apoyaban al bloque asambleario (CAF, la chunga y falsa AEP de Ciencias Politicas, Alternativa Estel, y BEI) fueran gente violenta. Incluso unos pocos y pocas eran gente grata y encantadora, pero el colectivo era efectivamente gobernado por los cuatro cínicos de siempre, y siempre iban de la mano de psicopatoenergúmenos violentos que impedían cualquier entendimiento con cualquiera. El tonto útil para una Administración no interesada en un movimiento estudiantil cohesionado y organizado.

Así que en esa ocasión, como en tantas, les dimos una paliza como nosotros sabíamos y queríamos darla: Electoralmente.

Han pasado muchos años, unos doce o catorce, pero aún me estoy riendo. ¿Aún estarán esos cuatro gruñendo su rencor por las esquinas? Si es así, a mi em rellisca, pavu.

25 de marzo de 2008

Usando las cosas como las personas


No gastes cuidado al cerrar ninguna puerta, ni la del coche ni la del armario. Portazo y alegría, como si llevaran bisagras de titanio. Que se vea que hay vida en casa. Y en el inodoro no te sientes civilizadamente. Palmada en el hombro, levantas el codo, y te dejas caer cual luchador de pressing catch. La "Sentadilla" del Cacarico. Piénsalo: En circunstancias de apremiante urgencia, igual hasta consigues por tus propios medios un suave descenso. Etilo o metano, quien sabe. El día menos pensado algun lumbrera patentará por fin un inodoro con amortiguadores; Mientras tanto "leña al mono, que es de Roca".

Si el ratón inalámbrico se atasca, dale un buen par de hostias bien dadas, y sin alfonbrilla. Luego, fíjamente, te quedas mirando a la impresora. No hace falta que digas nada, verás qué rápido entiende que la siguiente puede ser ella. Y es que solo así dejará de colar en tus impresiones esa jodida hoja en blanco que tanto te cabrea. No me seas moñas, no es la configuración de los márgenes. Es una elemental cuestión de disciplina cibernética.

Y no aceptes ni excusas ni camelos sobre la deficiente cobertura de tu compañía telefónica. Tú y yo lo sabemos. Es el móvil y punto. Sin paños calientes, se estaba rifando un severo correctivo y el primo enano de R2 tenía todos los números. Palma abierta y contra la pared, ¡aklusk!, ¡aklusk!, a lo Nietsche. Lo que no lo casque lo hará más fuerte. Y si revienta, a gastar esos puntitos. En cualquier caso acabarás teniendo en tus manos un celular a la orden, firme y saludando.

¿Antes de meter la vajilla en el lavaplatos le pasas la escobilla enjabonada? So majadero, piensa en el resto de electrodomésticos de la cocina, ¿Qué ejemplo les estás dando? ¡Y una mierda, hombre! ¡Los restos de pasta y boloñesa también van pá dentro! ¡Que para eso están las megaperls activas! ¡Por el Poder de las Powerballs, a repetir el programa intensivo a 75ºC hasta que se desintegren los putos macarrones! ¡¡¡O CESAR O NADA!!!

(La siempre ponderada opinión de Joseph Cricket: Al final las máquinas se van a cabrear, y encima con razón. Una ayudita es bueno para ellas, bueno para ti, bueno para todos y todas. Tómate un Chimos y relax. Make it easy, compadre.)

No lo es


No, it isn't.

20 de marzo de 2008

Escuela de respeto


El primero en llegar se pone a limpiar el parquet. Como exige la costumbre, esto es, en cuclillas con un paño seco y trazando con las dos manos movimientos laterales ordenados, de izquierda a derecha, un paso atrás, de derecha a izquierda, un paso atrás...

K. llega, y reclama su turno de paño. Es una cuestión de higiene y costumbres, pero también preventiva. No hay mejor calentamiento para espalda y riñones, eso sí, siempre que se haga del modo tradicional. Pero llega el sempai rápidamente y toma el trapo. No permitirá que un anciano de 73 años desempeñe esa labor ante kendokas que no llegan al tercio de su edad.

K. se va a un rincón, y repasa metódico los nudos de su shinai. Hay aprendices mirándole desde la puerta, esperando un gesto suyo antes de poner un solo pie sobre las tablas. El sensei les saluda y ellos entran. Caminan como está previsto que se debe caminar, nunca en diagonal, siempre en paralelo a las paredes del lugar. De este modo saben que es más dificil estorbar a nadie, ni que fuese involuntariamente. Todos aspiran a desplazarse con orden, armonía y decoro.

Allí se entrena sobretodo el respeto. El kendo tiene otros objetivos tales como la salud, la camaradería, la atención, la paciencia, la generosidad, el autodominio o los reflejos. Pero en mi experiencia es ante todo una práctica del respeto. Una de sus principales normas (se enseña el primer día) es que la cortesía descuidada no es cortesía. Dicho de otro modo: Si dices "gracias" que sea porque realmente haya gratitud, y siendo así preocúpate de transmitirla eficazmente a su destinatario, cuida que hasta tu último pelo sea coherente con la literalidad de tus palabras. Si no, no vale la pena ser cortés, porque no "eres" cortesía. El respeto es un "ser", no es un "hacer". Un "hacer" sería incompleto. Respetar es compartir, ayudar y agradecer incluso con perfectos desconocidos, sobretodo con ellos. Es el orgullo de ser genuinamente humilde. Y si se asume honestamente, si se llega a sentir así, la vivencia es grata y liberadora. Inclinarse ante cualquier motivo y nunca de cualquier manera. Siendo consciente.

Tras los estiramientos y el calentamiento de toda la musculatura, viene el calentamiento de las muñecas y los dedos. Para ello es necesaria la espada. Uno de los nuevos no ha traído, aún no tiene. K. Sensei le ofrece su boken. El chaval se inclina y lo toma con las dos palmas hacia arriba. Deberá tener cuidado, pesa igual que un shinai pero es bastante más sólido y contundente.

Se practican los golpes en pareja. Men, Kote, Do, en series, y controlando cada vez más el aire que entra y sale de los pulmones. Sube la dificultad. La fuerza se proyecta como un todo uniforme y simultaneo en la voz, en la región lumbar, en las manos, en el pie izquierdo, y sobretodo hacia el extremo del kensen, el extremo de la espada. No son partes, debe ser armónico para que la energía fluya. La fuerza no debe quedarse en fuerza, debe avanzar y mutarse en belleza.

Después quienes tienen mayor pericia pasan a ponerse la armadura completa, y comienzan las rondas de asaltos. Los kiu más inexpertos seguirán practicando el golpe, también rotando. Se alzan voces de ataque y golpe. Lo más vistoso no se vé, se oye. Son los gritos de intimidación, destinados a confundir al adversario y ganarle el medio segundo necesario para darle un enérgico men en plena frente.

Y finalmente formación de despedida. Gratitud a compañeros, gratitud a maestros, gratitud al lugar. Reflexión sentados, y después coloquio en círculo. Cada cual expone lo mejor que ha sacado hoy del entrenamiento, y su mayor dificultad.

Me hice daño en el pie izquierdo por causas completamente ajenas al kendo. El pie izquierdo es muy delicado, es quien confiere velocidad al ataque. Las extremidades derechas (brazo y pierna) guían, llevan la dirección, pero las extremidades izquierdas son las motoras, son la energía. Y si algo se fuerza en este deporte es precisamente los pies, a los que se les exige tensiones y posiciones absolutamente duras y nada naturales. Arrodillado tras el entrenamiento, con el shinai enfrente y manteniendo la posición de reposo atento, Seiza, sufro. Es una postura muy dolorosa para mí. Me muevo nervioso, desplazo mi peso a un lado y al otro, rompo la silenciosa uniformidad del grupo. Dejé la practica antes de acabar un año, pasado y aprobado el primer examen. Pero lo sigo echando de menos.

17 de marzo de 2008

15 + 1

Ni sale ni acaba en una iglesia, ni va precedida por ningún sacerdote. Se distingue del resto de procesiones españolas por ser la única laica. Se distingue por no tener estatutos canónicos, sino civiles. Se distingue por su acento popular. Se distingue por su naturaleza mixta, por sus mujeres costaleras, centurias, nazarenas y contraguías al mando. Medio millar de personas en la organización, medio millón de visitantes. Se distingue por sus orígenes humildes, por atesorar la corona de la virgen hecha con latas de sardinas.

¿Cómo no iba a ser distinta, siendo de Hospitalet?

Los "15+1" es esa singular cofradía que lleva tres décadas organizando las procesiones de Tierra Santa (L'H para no iniciados). Se dice que un grupo de 15 amigos estaban en un bar del barrio de Pubilla Casas siguiendo por televisión el paso de una procesión de la Semana Santa sevillana. Las imágenes fueron levadura fecunda para la añoranza: En un momento y de forma espontánea, alzando a pulso una mesa de aquel mismo establecimiento, con algunos manteles, la imagen más humilde de la virgen (un dibujo en una sábana), velas encendidas sobre envases de cerveza y el sentimiento a flor de piel, salieron a la calle, desprovistos de medios materiales pero armados de emoción improvisadora.
Y triunfaron, porque aquellos quince amigos no tenían el monopolio de la nostalgia.

Por eso se apellida +1: "Uno" es L'H, que sin pensar se lanza a apoyar, abrigar, acojer. Hospitalet se une y sigue el paso. Como las cosas bien hechas, con pasión.

Porque si aún no lo sabes, entérate: En Hospitalet hay Pasión todo el año.

Aquí tienes el programa de procesiones en L'H para esta Semana Santa. Como recomendación, el paso de La Soledad, que tendrá lugar el próximo Sábado Santo a las 20 h. Se la conoce popularmente como la Procesión "del Silencio" porque a su paso las luces de las calles, de las tiendas y los bares se van apagando. Sobrecoje a cualquiera. El Nazareno y Ntra. Sra. de Los Dolores (Viernes Santo) es por la mañana y es la más numerosa, y el cierre el Domingo de Resurrección por la tarde con Jesús Resucitado y la Virgen de los Remedios.

14 de marzo de 2008

Los caminos de don Juan Matus


Para mí solo recorrer los caminos que tienen
corazón, cualquier camino que tenga corazón.
Por ahí yo recorro, y la única prueba que vale
es atravesar todo su largo. Y por ahí yo recorro
mirando, mirando, sin aliento.

don Juan Matus

Del libro de Carlos Castaneda: "Las enseñanzas de don Juan" (1968). Antropología o ficción, no se sabe, pero es una lectura agradable, inquietante y sugerente. Es decir, una buena lectura.

11 de marzo de 2008

Geografia del dilema



Desde este domingo pasado he oído a muchos comentar lo mismo. Padecemos bipartidismo, y parece que la enfermedad apunta a ser crónica. Sobre el tratamiento, algunos ratones opinan que el sistema de elección a dos vueltas puede ser una opción a explorar. "Gobernar es cosa de dos, está claro, pero dediquemos una primera vuelta a votar sin presiones ni condiciones, sin costes de oportunidad chantajistas, desde el corazón".

Bueno, no lo se.
En las tres horas de tele y radio que me tragué el domingo no ví nada sobre los resultados del Senado. Y lo eché en falta, porque como eso de "la cámara alta" parece ser una chorrada demodé (los ilustres sesudos que opinan en radio y prensa lo dicen) y como no tiene importancia, y el común mortal no sabe bien-bien para qué sirve, y pese a ello podemos poner hasta 3 cruces (en nuestra provincia) para votar incluso a distintas candidaturas...
Por todo eso imagino que en las votaciones al Senado hay menos "voto útil" y más "voto de corasón". He hecho cuatro números, y aún no entiendolos muy bien creo que tienen algún significado:

En la provincia de Barcelona, las diversas candidaturas han recibido en total unos 2.724.000 votos para el Congreso, y 7.200.000 para el Senado (un votante, tres "x", tres votos por votante, ¿no?). Si tomamos cada candidatura y comparamos la desviación de porcentajes sobre votos recibidos para Congreso o Senado, ya vamos sacando algunas conclusiones.

CIU obtiene el 19,6% de los votos al Congreso, y el 23,6% para el Senado: -4%.
ERC saca el 6,6% para Congreso, y 19,2% para Senado: ¡Woah! -12,6% de traición...
IC muy parecido: 5,6% Congreso frente a 18,31% Senado: -12,7%, igualito.
PSC para el Congreso tiene el 46,7%, y el 17,9% para Senado: +28,9% (Isidre Molas, elegante fumador de pipa, resultó bronce en la candidatura conjunta ERC-IC-PSC).
PP gana el 16,8% para Congreso, y 14,8% para Senado: un +2% no merece ser llamado voto útil (C's, imagino).

Ahora bien, la cábala numérica con otras opciones puede ser interesante. Según mis cálculos, la candidatura "Por un Mundo más Justo" es la principal perjudicada (en términos estrictamente matemáticos) por el utilitarismo electoral. En la provincia de Barcelona, PUM+J obtiene 1.428 votos para el Congreso, pero 48.727 para el Senado (Ciutadans tiene 85.847 votos, y Els Verds -Alternativa Ecologista recibieron 57.564 votos).


Por lo pronto, PUM+J tenía el logo más cómico del comicio.

7 de marzo de 2008

El verdugo es un vacio

El verdugo es un vacio, una cuchara de espuma de rabia,
burla de aliento desteñido, deslucida mitad que no espera,
es la sucia bolsa que olvida la vida sucia,
es el temeroso disfraz entre muros de algún desierto bajo piel.

El hombre al hombro lleva
un manto de ecos.
Otro será un sucedaneo de lo que crece y cruza,
Tragedia del blanco carbón
envidiosa de negruras.

El hombre vuelve, siempre, queda, siempre, vuelve, queda,
y su nombre en arcos de triunfo rebotando en los peajes.
Ni capa ni saldo: Hombre siendo la voz y la palabra.


Los nuevos profetas


Entras a la ciudad, por la Diagonal, por Gran Via o por la Meridiana. Paras en el primer semáforo. En tu dial llevas puesto al Francino, por inercia; O a Jiménez Losantos, como quien se mete entre pecho y espalda un Sol y Sombra para empezar el día calentito.

A tu lado va a parar un coche amarillo. Aún no, pero va a parar. Tú y tus legañas estáis mirando al frente. Aún no lo has visto, aún no lo has podido ver. Ni por el rabillo del ojo, ni por el retrovisor.

Pero sabes que viene, y sabes que es tuneao y amarillo. El volumen del Subwoofer lo viene pregonando desde lejos.

Y efectivamente se para a tu lado. Confirmas el color, mientras disimuladamente miras al conductor. Hombre o mujer, veinticortos, gafas de sol y gesto hierático. Grave, incluso. Con una túnica y sosteniendo una ánfora, podrías decir que es un estoico ateniense. Eso sí, sin las Rayban.

Y entonces, one more time por enésima vez, te preguntas:

¿sordera o proselitismo?

6 de marzo de 2008

La destreza común


La Estocada de Puño, la Estocada a la Mano, Cornada, Botonazo, Zambullida, Manotada, La Engavilanada, Torneada, el Remesón y Golpe, el Llamar, Quiebro o Desplante, la Final, la Garatusa, Ganancia y Reganancia, la Tentada, Arrebatar y Tajo, Codazo, Brazal, Canillazo, la Doble, el tajo y revés horizontales, el tajo y revés ascendentes, la Escampavita, la Irremediable, la Empanada o Cobertera, el Espinillazo;
Y finalmente, el socorrido arte del Encapar, ya sea al enemigo o a su espada.
Treinta tretas a espada sola, cinco a espada y daga, y dos combinadas con capa.

Estas fueron las tretas tradicionales de la antigua esgrima española, y así hacemos un compendio de la llamada "Escuela de la Destreza Común".

Desde finales del siglo XVI existe otra escuela, la "Destreza Verdadera". Don Jerónimo Sánchez de Carranza, noble sevillano, publicó en 1569 su tratado "De la philosophia de las Armas y de su Destreza y la Aggression y Defensa Cristiana", donde establece las bases técnicas, geométricas y matemáticas de una nueva escuela que debería superar y enterrar a la vieja esgrima común. Y así fué. Superada o asimilada, no llegaron a coexistir más de dos siglos. Hoy en día, los pocos practicantes que cultivan y conservan la esgrima histórica fundamentan su arte en la herencia de Carranza y sus discípulos.

Así pues, larga vida a la Destreza Verdadera.


Y vosotros, gaznápiros: ¡En guardia!

3 de marzo de 2008

¡Fumad, malditos!


Fuí fumador durante unos pocos años, 5 o 6, diría yo. A mi ritmo, acabé asumiendo poco a poco que valía la pena dejar de serlo. Y así lo hice. Sí, algún cigarrillo a escondidas durante "la transición" y todo eso, pero era como hacerse trampas jugando al solitario.

Son más los años que llevo retirado del tabaco que los años que ejercí de chimenea por cuenta de Nobel. Pero mi retirada no me convirtió al talibanismo que demuestran tantos conversos. Sí, alguna vez (una) no he sabido transigir con alguna situación y me he llegado a encabronar con alguien. Incluso esa vez, que me puse como un energúmeno, no fué tanto por el humo que la adicta impuso sino por la mala educación (grave y deliberadamente mala) que demostró. Pero era un caso de juzgado de guardia. Salvo en circunstancias muy específicas y en contexto muy concretos, me da rotundamente igual que la gente fume ante quien no fuma.

Por tanto, nada tengo en contra el tabaco.
Pero por contra, igual digo que nada tengo en pro del tabaco.

Por eso se me hizo tan extraño ver la semana pasada en una cafetería de Zaragoza este letrero, editado por el Gobierno de Aragón. Atendiendo a la vinculación negativa del principio de legalidad (en especial en derecho sancionador), la norma limita y delimita la libertad del sujeto en la medida en que lo no prohibido deba entenderse permitido.

Sí, el cartel pueder aclarar la eventual duda. Pero los carteles autorizadores no dejan de ser un paso hacia la doctrina de la vinculación positiva de la ley, hacia un estado de cosas que ceda al sujeto autonomía "de hacer" solo cuando exista expresa prescripción habilitante. El "hombre perno" entre las vallas. Creo que esto también es insano. Más, incluso.


Nota del autor 4 dias después de publicar este post:
Acabo de releer esto. Un pelín catastrofista, debo admitir. Hace un par de dias en una cafetería de Barcelona ví otro letrero igual: El pitillo dentro de un círculo verde, con el segell de la Generalitat. ¡Pues vaya!
Pero no me retracto de lo dicho, el paternalismo de Estado concibe al individuo condescendientemente, devaluando su edad ciudadana, no conformándose con aconsejarle de abstenerse de comer hamburguesas gigantes, sino prohibiéndolas. Muerto el perro, muerta la rabia. Y eso solo porque "no podemos comer por tí".
Joder, que pegajoso es el catastrofismo.